BERENJENAS ALIÑADAS de Almagro

BERENJENAS ALIÑADAS de Almagro

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

De nuevo vamos a preparar un plato típico de La Mancha, las Berenjenas de Almagro, se trata de un entrante muy típico de esa zona. Como siempre la sabiduría popular mantenida durante generaciones, preparaba los excedentes de productos de temporada de tal forma que se mantuviera durante mucho tiempo y así disfrutar de ellos en temporadas de invierno. En este caso se trata de un encurtido, es decir que mantendremos una verdura en vinagre y así durará durante mucho tiempo.

La receta que os presento, es la que preparan nuestros tíos Amparo y Manolo, y gracias a ellos mantenemos las tradiciones familiares culinarias de La Mancha.

 

INGREDIENTES:

2 kg. de berenjenas

2 kg. de tomate (preferentemente de tipo pera)

2 cabezas de ajos pelados

1 cucharada sopoera de cominos.

4-5 hojas de laurel

Sal

Aceite

1/2 l. de vinagre

Agua

 

PREPARACIÓN

Quitamos parte de las hojas que envuelven a las berenjenas y dejamos un rabo cortito.

 

Una vez lavadas, hacemos un corte por la mitad para poner posteriormente el relleno de tomate.

Ponemos a cocer con agua fría y con sal; el agua las ha de cubrir por completo y procuramos no destaparlas para evitar que se pongan negras. (que no queden ni blandas ni duras). Una vez cocidas, quitamos el agua caliente y las cubrimos con agua fría, así evitaremos que se ennegrezcan. Una vez frías, le quitamos el agua.

Pelamos los tomates (si los escaldamos previamente será más fácil pelarlos) y los cortamos en trocitos pequeños. En una sartén con un poco de aceite, freimos el tomate con un poco de sal y lo dejamos enfriar.

Con la ayuda de una cucharadita, se rellenan las berenjenas con el tomate y le ponemos un palillo atravesado (tradicionalmente se usa una palo de hinojo, que así también le aportaba un poco de aroma) y así evitamos que la berenjena se abra. Las colocamos por capas en el recipiente que vamos a utilizar para conservarlas posteriormente en la nevera.

 

En un mortero, machacamos los dientes de ajo y los cominos

Antes de lavar la sartén que hemos utilizado para freír el tomate, echamos en ella las hojas de laurel troceadas en dos o tres veces, añadimos los cominos y ajos que hemos machacado, un poquito de sal, el vinagre y le añadimos agua hasta llenar la sartén. Todo esto lo echamos al recipiente donde tenemos las berenjenas y añadimos agua fría suficiente para cubrirlas por completo.

Las guardamos en la nevera y en un par de días están listas para comer.

 

NOTA: En algunos lugares, en vez de tomate frito para el relleno, se utiliza pimiento morrón

         

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your name

Message