GACHAS DE ALMORTAS

GACHAS DE ALMORTAS

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Esta receta se la dedico a nuestros tíos Manolo y Amparo, que nos enseñaron a cocinar estas gachas y nos acercaron un poco más a la gastronomía manchega (gachas, asadilla, berenjenas de almagro, etc)

Empezaremos con la receta de las gachas, plato humilde y que se ha  comido en la Mancha desde siempre, y especialmente en tiempos de escasez en que no había otra cosa qué comer. Ahora las preparamos acompañadas de un buen tocino y un mejor chorizo, o sea que es un plato contundente y muy calórico.

(Foto de Julia y sus recetas)

La principal dificultad de este plato es encontrar la harina de almortas, ya que fuera de la zona es difícil de encontrar, yo la he encontrado en un mercadillo ambulante, en un puesto donde venden productos y embutidos típicos de todas la regiones de España.

Ingredientes:

     –   4 cucharadas soperas de harina de almortas (1 por persona)
     –   3 dientes de ajo
     –   3 lonchas de panceta
     –   1 chorizo picante
     –   500ml de agua aproximadamente
     –   2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen
     –   1 cucharadita de pimentón picante
     –   sal al gusto
     –   1 guindilla (opcional)

Preparación:

En una sartén se pone un poco de aceite y freímos , el tocino cortado a tiritas y posteriormente el chorizo picante en lonchas, y por último los ajos enteros o bien a trozos como más os gusten. Tened mucho cuidado de no quemar los ajos, porque estropearía el plato.
Cuando esté todo bien frito lo retiramos de la sartén y reservamos, a la vez que añadimos un poco de pimentón picante y removemos para que no se queme.
En este mismo aceite donde  hemos frito todos los ingredientes, ya podemos añadir la harina ,  1 cucharada sopera por persona, la rehogamos un poco, de la misma forma que cuando hacemos una bechamel, y posteriormente vamos echando agua poco a poco, removiendo constantemente para que no queden grumos, hasta conseguir una consistencia bastante espesa, pero lo bastante liquida para mojar con trozos de pan blanco. 
Cuando tomen la consistencia suficiente y hayan hervido un poco, ya están listas para comer. Las serviremos con la panceta, el chorizo y los ajos por encima, y tal como os he comentado, lo ideal es comerlas con unos trozos de buen pan candeal de miga consistente.
También es ideal acompañarlas con una guindilla en vinagre.
Y por supuesto, acompañarlas de un buen vino tinto de Valdepeñas. 
Debemos mantener la tradición y recuperar estos platos típicos para que no se nos olviden nunca estos platos tradicionales.

         

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your name

Message