UNA CENA RÁPIDA, SENCILLA Y DELICIOSA

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cuantas noches no sabes que preparar de cena o no tienes ganas de pasarte mil horas en la cocina, pero cenar hay que cenar, pues aquí tienes una solución muy socorrida y que gustará mucho a tu familia. Trenzas de hojaldre rellenas.

Estas trenzas las puedes rellenar de lo que más te guste, en este caso yo he preparado una de pisto con huevo duro y la otra de jamón dulce con queso, pero las puedes rellenar de mil cosas: salmón y queso, sobrasada y miel, espinacas con pasas y piñones, etc…….

Ingredientes:
1 placa de hojaldre fresco o congelado
1 huevo duro
Relleno de pisto
Lonchas de queso edamm
Lonchas de jamón dulce
Queso rallado 4 quesos
Orégano
Sal
1  huevo batido

Preparación:
Extendemos la placa de hojaldre, sin aplicar demasiada fuerza. En el centro de la placa extendemos el pisto, poniendo encima el huevo duro cortado a láminas.
Ahora cortamos en forma longitudinal las tiras de los lados para poder cerrar el paquete en forma de trenza.

Sólo queda en cerrar la trenza y pintar con huevo batido, y espolvorear con un poco de escamas de sal.

Vamos con la siguiente, esta la rellenamos de queso y jamón dulce, procedemos igual que la otra trenza y pondremos las lonchas de queso, después las lonchas de jamón y al final con queso rallado cuatro quesos. Añadimos un poco de orégano.

Después de cerrarla, la pintamos con el huevo batido, y en este caso añadimos un poco de queso rallado , espolvoreado con un poco de orégano.

Y ya tenemos montadas las trenzas, sólo queda hornearlas según las indicaciones de temperatura que marque el hojaldre que hayamos comprado.
Veréis que resultados, están deliciosas y con la ventaja que las puedes tener preparadas con antelación, las guardas en la nevera y cuando vayáis a cenar sólo falta hornearlas. Te resultarán muy prácticas cuando tienes invitados y no quieres pasarte mil horas en la cocina.
Probad y ya me contaréis…….