CHEESECAKE (STYLE NEW-YORK)

CHEESECAKE (STYLE NEW-YORK)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
El cheesecake es un pastel tìpico de Estados Unidos, el que os presento está basado en una receta tradicional de cómo se prepara en Nueva York. Es tan delicada y tan fácil de hacer y muy cremosa.

Ingredientes:
Para la base
200 gr de galletas Digestive para la base.
100 gr. Margarina o Mantequilla para la base
Para la tarta
900 gr. queso crema
200 ml. de nata para montar
250 gr de azúcar
3 huevos 
1 yema
3 cucharadas de harina
1 limón 1 cucharadita de esencia de vainilla
Para la cobertura
300 gr. de frambuesa
3 cucharadas de azúcar
2 hojas de gelatina
azúcar glas
limón

Preparación:
Necesitaremos un molde de tartas de base desmontable de 20 cm, que sea apto para el horno. Yo lo cubro con papel de hornear, así el desmoldado es mucho más fácil.

Empezaremos preparando la base de la tarta. Trituraremos las galletas con ayuda de un robot de cocina, o con el método tradicional, poniendo las galletas en una bolsa de plástico y pasando sobre ellas un rodillo hasta que quedan perfectamente trituradas.

Se funde la margarina en el microondas y mezclamos con las galletas trituradas, formando una masa que utilizaremos para cubrir el fondo del molde de la tarta. Las extendemos bien con las manos o con la ayuda de una cuchara quedando bien lisa y con el mismo grosor por todas partes. Reservamos en el frigorífico para que se endurezca, mientras vamos a preparar la masa de la tarta.

Batiremos ligeramente el queso crema (tipo philadelphia). Añadiremos a continuación el azúcar, el zumo de 1/2 limón, la nata, tres cucharadas soperas de harina y la esencia de vainilla. Batiremos suavemente hasta que estén todos bien integrados, al final iremos añadiendo los huevos de uno en uno, los que habremos batido antes de incorporar.
Vertiremos esta masa sobre la base de galletas, alisando bien la superficie y lo meteremos en el horno, precalentado a 200º. Pasados 20 minutos, bajamos la temperatura del horno a 190º y dejaremos hornear aproximadamente 25-30 minutos más. Verificaremos que esté bien cuajado y dejaremos enfriar dentro del horno durante 2 horas, cuando esté frío lo cubriremos con la gelatina de frambuesa, que os explico a continuación.

Par la cobertura, ponemos a hidratar las hojas de gelatina, y mientras ponemos las frambuesas al fuego con tres cucharadas de azúcar y el zumo de medio limón. Vamos aplastando las frambuesas que se desharán fácilmente. Retiramos del fuego añadimos la gelatina hidratada y bien escurrida, y removemos hasta que quede bien disuelta y podremos servir sobre la tarta. (Para conseguir una textura más fina y eliminar las pepitas, podemos pasar la confitura por un colador). A continuación la ponemos en la nevera y reservamos para decorar en el momento de servir.
Y como decoración puedes presentar la tarta con unas frambuesas y azúcar glas, o con alguna decoración de chocolate, o con cualquier fruta de temporada, imaginación al poder……

Mientras no podamos viajar a New York, no tenemos porque perdernos uno de sus postres tradicionales, no? Animaros a hacerlo, os va a encantar.

Feliz día.

         

0/5 (0 Reviews)

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your name

Message